Patentes

Requisitos de patentabilidad

Las patentes están disponibles para productos y procesos con “susceptibilidad para ser aplicados industrialmente”. Los inventos deben ser nuevos y conllevar una actividad inventiva.

La novedad se refiere a que sean diferentes del estado de la técnica previo. La fecha a partir de la cual se juzga el estado de la técnica es la prioridad reconocida, la cual puede ser el momento en que se presenta la solicitud de patente al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial o una fecha anterior, en la que presentó la primera solicitud de patente en otro país o la solicitud internacional a través del PCT, del cual se hablará más adelante. 

El estado de la técnica es considerado por la legislación mexicana como “el conjunto de conocimientos técnicos que se han hecho públicos mediante una descripción oral o escrita, por la explotación o por cualquier otro medio de difusión o información tanto en México como en el extranjero.”

La actividad inventiva, es un poco más complicada de evaluar y se refiere a “el proceso creativo cuyos resultados no se deduzcan del estado de la técnica en forma evidente para un técnico en la materia”. En muchas ocasiones el proceso de examen de una solicitud de patente se centra en evaluar si las diferencias entre la solicitud de patente y el estado de la técnica previo son “obvias” o si conllevan un “paso inventivo”.  

 

El tercer requisito básico, la aplicación industrial, se refiere a la posibilidad de que una invención tenga una utilidad práctica o pueda ser producida o utilizada en cualquier rama de la actividad económica, para los fines que se describan en la solicitud.  Existen exclusiones a la materia que puede ser patentada, las cuales se enumeran a continuación.

Materia no patentable

La Ley de Propiedad Industrial de México, al igual que las legislaciones de otros países, y de acuerdo a tratados internacionales en la materia contempla exclusiones de patentamiento significativas tales como:

  • Procesos esencialmente biológicos para la producción, reproducción y propagación de plantas y animales.

  • Material biológico y genético tal como se encuentra en la naturaleza.

  • Las razas de animales.

  • El cuerpo humano y otras partes vivas que lo componen.

  • Las variedades vegetales.

Además, no se consideran invenciones -y por lo tanto no se puede patentar- lo siguiente:

  • Los principios teóricos o científicos.

  • Los descubrimientos que consistan en dar a conocer o revelen algo que ya existía en la naturaleza, aun cuando anteriormente fuese desconocido.

  • Los esquemas, planes, reglas y métodos para realizar actos mentales, juegos o negocios y los métodos matemáticos.

  • Los programas de computación.

  • Las formas de presentación de información. 

  • Las creaciones artísticas o literarias.

  • Los métodos de tratamiento quirúrgico, terapéutico o de diagnóstico aplicables al cuerpo humano y relativos a animales

  • La yuxtaposición de invenciones conocidas o mezclas de productos conocidos, su variación de uso, de forma, de dimensiones o de materiales, salvo que en realidad se trate de su combinación o fusión de tal manera que no puedan funcionar separadamente o que las cualidades o funciones características de las mismas sean modificadas para obtener un resultado industrial o un uso no obvio para un técnico en la materia.

Algunas de estas últimas exclusiones están cubiertas por otro tipo de derecho de propiedad intelectual, tal como los derechos de autor para las obras artísticas y los programas de computación, otras están intencionalmente no cubiertas como las teorías científicas, o los actos mentales.

Al igual que otros aspectos de los derechos de propiedad intelectual, estas directrices están dadas por acuerdos internacionales, y son por lo tanto, similares en todos los países miembros de la Organización Mundial del Comercio, sin embargo, existen particularidades en cada jurisdicción, así como diferencias de interpretación que pueden tener importantes repercusiones sobre lo que se puede patentar en un país y otro. Áreas como biotecnología, el desarrollo de software y los métodos de tratamiento médico dan lugar a múltiples controversias legales, que incluso pueden ser decididas en un sentido Europa y en otro en Estados Unidos.  Además, EUA es especialmente liberal sobre el rango de invenciones patentables incluyendo modelos de negocios.